Los mejores potitos

Encontramos en el mercado infinidad de alimentos infantiles preparados, los llamados potitos. Éstos son una solución rápida y cómoda, pero ¿cuál elegir? ¿cuál es mejor? ¿son todos iguales?

Elegir el potito adecuado

La oferta es muy variada y elegir el adecuado puede llegar a ser complicado. Por ello, os vamos a detallar algunas recomendaciones que tenéis que tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro.

Para hacer una buena elección de la papilla infantil, debéis fijaros en el calendario de introducción alimentaria. Una vez tengáis claro esto (vuestro pediatra y vuestra dietista-nutricionista os informaran de ello), podéis pasar a leer el etiquetado.

La etiqueta

Es importante realizar una lectura detallada de las etiquetas nutricionales y no fiarnos simplemente del nombre, puesto que de una marca a otra la composición puede variar incluso teniendo el mismo nombre. Además de los ingredientes, debéis fijaros en estos puntos:

  • a partir de qué edad se recomendada
  • los posibles alérgenos 
  • si existe alguna etiqueta especial en el tarrito.

A partir de que edad recomendada

Posibles alérgenos

Etiqueta especial

Los ingredientes de los potitos

En los ingredientes no se deben incluir aceites vegetales de baja calidad, como el aceite de palma. Tampoco sal ni azúcares Sin títulos añadidos, y mucho menos añadirlos vosotros por cuenta propia. Aseguraros que los alimentos que indica que lleva el potito, realmente sea así. Por ejemplo, si se anuncia que el potito es de “plátano y uva”, estos deben ser los alimentos que más contenga en su interior. Los ingredientes siempre están ordenados de mayor a menor cantidad, siendo el primer alimento del que más hay en el potito.

Se indica también en el etiquetado a partir de qué edad se puede ofrecer al niño el preparado infantil. Para ello, hay que tener claro el calendario de introducción alimentaria. Y debéis estar atentos a los alérgenos que indican en el tarrito infantil, puesto que los fabricantes están obligados a decirlo si pueden incluirse en su listado de alimentos. Y fijaros si existe alguna etiqueta especial, como bajo en sal y grasa, sin aditivos, con aceite de oliva…

Todo esto es lo que debéis tener en cuenta para realizar una buena elección de qué potito ofrecer a vuestros hijos/as. Aunque siempre podéis optar por ofrecerle una papilla casera y olvídate de leer etiquetas.

Dietista-Nutricionista especializada en Diabetes, Embarazo, Lactancia, Alimentación Complementaria y Nutrición Infantil. Podeis contactar conmigo a través de: sheilaameladn@gmail.com 617 173 112 Facebook: Sheila Amela Nutricionista

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Sheila Amela Nutricionista